DRAGONERO: ORÍGENES

A finales de 2018, Panini España se lanzó a publicar en España las consideradas mejores obras editadas los últimos años por la editorial italiana Sergio Bonelli Editore y su plan es publicar dos tomos mensualmente. Una de las primeras entregas ha sido el tomo de Dragonero: Orígenes que ha sido una muy agradable sorpresa.

Hace cientos de años, en las tierras del norte de Erondar habitaban los dragones y elfos silvanos, pero hordas demoniacas lograron acceder a este mundo, exterminaron a la mayoría de los dragones e hicieron prisioneros a los elfos que no lograron escapar. Pasaron los siglos y estos seres abominables incrementaron su dominio sobre la tierra de los dragones y crearon su ejército de Algentes (criaturas deformes y malignas) a partir de elfos silvanos corrompidos y transformados. Mientras tanto, los humanos iniciaron su defensa contra ellos, y en un enfrentamiento cruento de los hombres, liderados por los magos, y los pocos dragones restantes, derrotaron a las abominaciones malignas, les hicieron huir y fueron confinadas en su mundo oscuro mediante las mágicas Torres de Sangre. Tras esa victoria los últimos dragones abandonaron sus antiguas tierras norteñas, nunca más fueron vistos y los humanos construyeron el Gran Muro que separa Erondar de la Tierra de los Dragones, que aún está morada por incontrolables bandas de Algentes. Este es el mundo que no presenta Dragonero, el punto de partida para la historia que nos narra este volumen. 

img_1232.jpg

La historia comienza cuando las Torres de Sangre, que son el sello que habían puesto los humanos a las criaturas demoniacas, empiezan a caer ante la acometida de una fuerza maligna en los territorios norteños y el Gran Muro se ve amenazado. Ante esos acontecimientos, Alben el Mago acude a la muralla a evaluar la situación y tras analizarla con una de las más altas tecnócratas, Myrva la Tecnócrata, ven la gravedad de la situación y deciden recurrir a Ian. Ian es un guerrero retirado a pesar de su juventud que vive con su amigo Gmor el Orco bueno, y acuden a él para encomendarle una misión de búsqueda a lo largo de todo Erondar con el objetivo de contrarrestar la amenaza de las abominaciones demoniacas y restablecer el sello contra ellas. Así se formará un grupo variopinto al más puro estilo de la Compañía del Anillo de Tolkien formado por diferentes razas (humana, orco, elfo, …), ocupaciones (guerrero, mago, tecnócrata, …) y personalidades (más atrevido y valiente, sabio y calmado, tímido y reservado, …), grupo que irá pasando diferentes aventuras durante todo el volumen.

img_1233.jpg
Caen las Torres de Sangre, se inician las hostilidades

 Como se puede ver hay elementos altamente reconocibles de otras historias de fantasía, empezando por las primeras páginas donde vemos un enorme muro en el norte que sirve de protección contra criaturas malignas. Al menos aquí no está todo helado y lleno de nieve como en Juego de Tronos, pero de primeras parece una mera copia. Aunque, a decir verdad, desde la construcción del Muro de Adriano para defender la parte del territorio británico sometido por Roma, al sur de la muralla, de las belicosas tribus de los Pictos que se extendían más al norte del muro, el concepto de muro separador protector ha sido usado en múltiples ocasiones.

img_1235.jpg
El Gran Muro. Al menos no está todo helado…

Otro concepto típico usado es la mencionada creación de un grupo variopinto que, para cumplir su misión, es llevado de un lugar a otro de la geografía de este mundo fantástico.

img_1234
La “Compañía del anillo” de Dragonero

 Tenemos el socorrido mapa que nos muestra cómo es Erondar y nos sirve para guiar nuestro viaje con los héroes y comprobar como el continente es explorado casi de un extremo a otro. Las aventuras nos van llevando de un bosque frondoso habitado por elfos, a las cumbres nevadas de montañas inhóspitas, a profundas cuevas con “enanos” herreros forjadores de herramientas únicas, … Escenarios recurrentes en este tipo de historias, paisajes vistos en múltiples ocasiones, pero que si eres un amante de esta temática te engacharán y no te soltarán. También tenemos un mago con larga barba blanca, túnica larga y cayado (le faltaría un sombrero de pico…). Hay castillos y fortalezas inexpuganables. Pero todos estos escenarios altamente conocidos lo que hacen es que te sitúes rápidamente en la historia y que se pueda disfrutar de las aventuras desde el primer momento. El ritmo es muy ágil, fluye de forma muy natural de una situación a otra, como nos transporta de un lugar a otro del continente siguiendo a los diferentes personajes y como se van moviendo los personajes a través de las peripecias que van teniendo.  

img_1238.jpg
También tenemos nuestro “enano” forjador

Dragonero no sorprende por ser algo novedoso, es más, nos lleva por parajes e historias contadas ya en muchas ocasiones tanto en novelas, películas o cómics de fantasía heroica, pero sí hay que reconocer que está muy bien ejecutada y el resultado es muy satisfactorio. Este volumen nos presenta un mundo en el que la magia está presente, hay guerreros aguerridos, tenemos orcos, elfos, criaturas monstruosas, se viven aventuras que nos van llevando de un lado al otro del continente de Erondar.

img_1236.jpg
Erondar será recorrido casi de un extremo a otro

 El ingrediente algo más diferente e interesante es la introducción de un componente tecnológico que añade riqueza a este mundo. Tenemos ascensores (rústicos, eso sí, pero que cumplen la función esperada), aparatos voladores similares a aviones, dirigibles, artilugios similares a las pistolas,… No son excesivos y se introducen de forma moderada, pero lo justo para enriquecer la historia.

img_1237.jpg
Para subir al muro un ascensor mecánico es imprescindible
img_1239-e1546604999762.jpg
Disparando a dos manos
img_1254.jpg
Aviones y dirigibles sí, y quedan muy bien

Toda la parte tecnológica está liderada y manejada por La Cofradía de los Tecnócratas, que está dedicada al progreso de la tecnología y se encuentra muy relacionada con las órdenes militares del Imperio. Los tecnócratas se “enfrentan” con la Orden de los Luresindos, los custodios de la luz, que siguen las reglas de las artes mágicas y son los magos de este mundo. Colaboran entre ellos pero tienen un enfrentamiento continuo por ser los que manejan los hilos del mundo y tener una mayor influencia en la vida en Erondar.

img_1256

img_1256-1.jpg
Un buen resumen del enfrentamiento Tecnología-Magia

 Por último mencionar el dibujo de Matteoni que para mi es ideal para este tipo de historias. Estilo bastante clásico con los puntos fuertes de crear personajes claramente diferenciables, dotándolos visualmente de personalidades y aspectos totalmente distintos, también la creación de todas las criaturas fantásticas que aparecen, como los escenarios que recorremos. Gran variedad en todos los aspectos, con detallismo y creando atmósferas perfectas para imbuirte en la trama y en este mundo de fantasía. También gestiona muy ágilmente los combates, tanto los cercanos cuerpo a cuerpo como las grandes batallas multitudinarias.

img_1242.jpg

 Sus monstruos y abominaciones son espectaculares y consiguen transmitir la sensación de terror ante su presencia. Un muy interesante descubrimiento para mi este autor que desconocía hasta este momento.

img_1245.jpg
Miedo da este Alien esquelético
img_1244.jpg
Los Algentes y su líder horrendo

Si bien este tomo se recopiló en Italia en 2015, la primera aventura de Dragonero apareció en 2007 y tras vender más de 35.000 ejemplares de este tomo allí, volvió a las librerías en forma de serie mensual. Yo personalmente espero que veamos más aventuras de este mundo publicadas en España. Es necesario comentar que la edición española está muy cuidada incluyendo al final 12 páginas con extras con los diseños de los personajes e información adicional sobre ellos, con tapa dura y un tamaño ligeramente mayor a una grapa y con un precio ajustado para la cantidad de páginas que tiene. Una compra muy recomendable para los amantes de las espada y brujería y también para los que disfrutan con aventuras fantásticas sin mayores pretensiones.


Guión – Luca Enoch y Sefano Vietti

Dibujo – Giuseppe Matteoni

Color – Paulo Francescutto

Editorial – Panini Comics – Sergio Bonelli Editore

Edición original – Dragonero: Le Origini

Páginas – 320

Precio – 25€

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s