EL TESORO DEL CISNE NEGRO

  • Guión: Guillermo Corral van Damme
  • Dibujo y color: Paco Roca
  • Publicación: Cartoné, 224 págs., color. Astiberri. Noviembre 2018

Álex Ventura es un joven recién licenciado que entra a trabajar en el Ministerio de Cultura en lo que parece ser una plaza ideal para aburrirse entre papeleo durante el día y asistir a lujosas recepciones durante la noche. Pero la aparentemente tranquila vida de funcionario dará un giro de 180 grados cuando el mismísimo Ministro lo ponga al frente de un caso inaudito, reclamar para España un tesoro hundido que una empresa privada ha encontrado en algún lugar del estrecho de Gibraltar.

La diversidad que vive el mundo del comic a día de hoy es algo de sobras conocido por todos los aficionados al medio, basta con pegar un vistazo a las novedades mensuales para comprobar como cada vez se tocan más géneros y, como digo por lo menos una vez a la semana, hoy día hay un comic para todo el mundo.

En el caso que nos ocupa hoy, El tesoro del Cisne Negro es una mezcla de géneros que podríamos denominar menos comunes, como el thriller de espionaje y los entresijos de la política y la diplomacia, un poco de de romance y pequeños detalles de la vida cotidiana salpicados con humor. Quizás sea esta la mayor virtud del comic pues partiendo de una premisa interesante su desarrollo argumental es puramente realista, sin grandes alardes y ajustando el curso de la acción a los entresijos políticos y diplomáticos que se cruzan en el camino de los protagonistas en busca de la verdad. Pese a que pueda parecer lo contrario la historia está tan bien narrada que se lee del tirón y en el que el interés no decae en ningún momento, pues a la trama principal se le van sumando otras mini historias que se van alternando y permiten un respiro tanto para los autores como para el lector. Destaca por encima de todas, como no podía ser de otra manera, la verdadera historia del Cisne Negro, en un episodio delicioso con ilustraciones recreando la época en la que transcurrió su naufragio acompañadas de textos de apoyo a modo de libro ilustrado.

Para los que os de pereza leer el argumento de la obra aquí se explica a la perfección en 3 viñetas

Para los que os de pereza leer el argumento de la obra aquí se explica a la perfección en 3 viñetas

Con tanta variedad argumental el reparto tenía que ser coral si bien el peso de la acción recae en el personaje de Álex, un joven idealista que sueña con un mundo mejor, que hará las veces de hilo conductor de la historia para el lector presentando los diferentes conflictos tanto profesionales como personales siendo el desahogo cómico cuando se requiere. En una muestra de que estamos ante una historia con toques de ciencia ficción otro de los protagonistas es el Ministro de Cultura, de quien nunca sabremos el nombre y al que todos se dirigen como Ministro, un apasionado defensor de la cultura de la que afirma es lo más importante que tenemos y por eso hay que cuidarla y preservarla, inspirando a Álex en su búsqueda de la verdad. Como decía, un político honrado y entregado a su trabajo es pura ciencia ficción. El abogado Jonas Gold será el encargado de llevar a juicio a Ithaca, la empresa privada que ha encontrado el tesoro, y como buen abogado nos explicará todos los trapos sucios legales que irán saliendo a la luz a medida que la trama avance. El papel de Jonas irá un paso más allá de su representante legal y se verá metido en el tramo final de la aventura, destacando especialmente el relato que une su destino con el de Frank Stern, líder de Ithaca y uno de los antagonistas de la obra. Completando el núcleo de personajes principales hayamos a Elsa, del Servicio del Patrimonio Subacuático, otra apasionada de su trabajo y una idealista en cuanto a preservar la historia y demostrar la verdad en torno al Cisne Negro. Elsa será también el interés amoroso de Álex, en otra de esas historias paralelas a la principal y en la que no se seguirán los pasos convencionales. Tal y como sucede con el argumento principal, la relación entre Elsa y Álex ira cociéndose a fuego lento para demostrar que la paciencia y la perseverancia a menudo son el mejor camino para lograr nuestros objetivos.

El Ministro poniendo orden con un solo dedo, como me recuerda a mi abuela

El Ministro poniendo orden con un solo dedo, como me recuerda a mi abuela

Guillermo Corral van Damme es el autor de tan minucioso guión en lo que supone su estreno en estas lides. Guillermo es diplomático desde hace más de 20 años y a partir de su experiencia en un caso real se ha inspirado para narrar esta historia donde la atención a los detalles brilla con luz propia, pues hay multitud de datos, referencias, conceptos legales y políticos tan bien relatados que para nada el lector puede perderse. Como sucedía en El Sheriff de Babilonia de Tom King (antiguo miembro de la CIA) la sensación al leer esta obra es la de que el guionista sabe de lo que está hablando y consigue llegar a todo el público desde un planteamiento casi educativo.

De Paco Roca poco podemos decir que no se haya dicho ya, el autor valenciano vuelve a demostrar su dominio en la narrativa, con cantidad de páginas donde los personajes se mueven por un mismo decorado fluyendo con dinamismo mientras se desarrollan los diálogos. Sus figuras son perfectas proporcionalmente hablando, encajadas magistralmente en la viñeta correspondiente independientemente del tamaño de la misma y siempre están en constante movimiento. Pese a ser una obra con gran cantidad de personajes hablando en ningún momento la acción se realentiza y eso es en gran parte mérito de Roca y su fluidez a los lápices. La guinda a un trabajo redondo la pone el color, que va cambiando de tonalidad para adaptarse a cada escena siempre con unos colores pálidos que no tapan la línea de su dibujo.

El Tesoro del Cisne Negro es un comic que se lee del tirón, con una propuesta original y un desarrollo constante de una trama que combina trabajo de investigación, espionaje industrial, juicios plagados de trucos y artimañas con un trasfondo realista que se transmite en mil y un detalles, ya sean parte de la investigación o del día a día de los personajes. Una obra con un guión notable que se ve acompañado de un dibujo de altura de la mano de uno de los autores más interesantes de nuestro país quien consigue transmitir con su arte mucho más de lo que cabría pensar a simple vista.

Esto debe ser lo que llaman pescar dinero

Esto debe ser lo que llaman pescar dinero

Un comic que viene a demostrar que el noveno arte todavía tiene muchas buenas historias que explicar y que hay vida más allá del mercado americano o europeo, una reivindicación parecida a la que propone la historia con el tesoro encontrado. Nuestro comic es nuestra cultura, haríamos bien en cuidarlo, respetarlo y apreciarlo como se merece.

Un comentario en “EL TESORO DEL CISNE NEGRO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s