CANCIÓN DE NAVIDAD: una historia de fantasmas

Canción de Navidad, una historia de fantasmas

Carlos Giménez

Reservoir Books

Si hay un autor patrio al que tenga especial cariño es a Carlos Giménez. Lo descubrí en mi adolescencia, etapa de especial importancia en la forja de la personalidad y carácter de una persona. Carlos, siempre se ha caracterizado por imprimir a sus obras con un marcado sentido político y social, así que cuando accedía ellas con aproximadamente catorce años me hicieron meditar, reflexionar  y plantearme muchas cosas y por qué no, madurar. Es por todo esto, que esta obra es de especial relevancia para mí y supongo que mucho más, para el propio autor.

En Canción de Navidad, una historia de fantasmas asistimos a la enésima interpretación del cuento de Charles Dickens con quien el propio Carlos se encarga de mostrar las semejanzas y paralelismos que comparte con el escritor inglés, y también sus diferencias, a través de una entrevista ficticia que funciona de prólogo a esta historia.

Pero no estamos ante una adaptación más, el cuento de Dickens es sólo una excusa que utiliza el autor para hacer balance de su obra y de su vida, ahora que se encuentra en la recta final de la misma como el propio Carlos reconoce, por otro lado le deseo que esta última recta sea larguísima. Prácticamente toda la obra de Carlos Giménez está cargada de tintes autobiográficos y esta Canción de Navidad no podía ser menos.

Preciosa reflexión

La historia nos muestra a un sosias del propio Carlos, el Tío Pablo, al que ya conocimos en Crisálida y como afronta sus últimos años recluido cualermitaño tras la muerte de su amigo Raúl, (otro aspecto del propio Giménez) . Se nos presenta a un Tío Pablo, que aunque adora a su familia y amigos, ha decidido apartarse de ellos y recluirse en la soledad de su estudio. Somos testigos de los esfuerzos de Pablo de convencer a todo el mundo que su elección es pasarla Navidad solo, sin más compañía que la de sus dibujos, cuando se le aparece el fantasma de Raúl y le anticipa la llegada de tres espíritus.

El Espíritu de las Navidades Pasadas

Nos sirve de pretexto para recordar las obras autobiográficas de Giménez, principalmente Paracuellos, Barrio y Los Profesionales. Las reacciones de Tío Pablo al rememorar literalmente estas viñetas, se adivina que son las del propio Giménez al revisitarlasmás maduro que cuando las creó. Un recuerdo nostálgico cargado de emotividad. Como admirador y devorador de la obra de Carlos me hace partícipes de estos sentimientos, contemplar como espectador externo esas viñetas que tantas veces he leído, reencontrarme con Pablito, Peribáñez y compañía…

El Espíritu de las Navidades Presentes

Ademásdel carácter autobiográfico la otra gran característica de la obra de Giménez es la denuncia social y el contenido político. Este bloque de Canción de Navidad es el que le sirve a Tío Pablo para expresar su opinión y preocupación sobre la extrema desigualdad social y hace hincapié en dos graves problemas que vivimos en nuestra época

  • La extrema pobreza que puede hacer que un hombre o familia pierdan todo
Hambre y pobreza
  • La inmigración y los refugiados de guerra

Con una desgarradora viñeta que todos reconoceremos,  Giménez pone el dedo en la llaga, el problema por mucho que estemos concienciados y nos escandalice es que miramos hacia otro lado y tendemos a olvidar.

El Espíritu de las Navidades Futuras

El Tío Pablo asiste a unas navidades en las que él ya no está, cómo continúa la vida para todos sin su presencia, el recuerdo que guardan su familia y sus aficionados de él.

Aquí no puedo estar más en desacuerdo con Carlos Giménez, quizá en un ejercicio de modestia, Carlos plasma la conversación de dos aficionados respecto a la muerte del autor, siendo superflua y no reconociendo su trabajo. Espero que ese momento esté muy lejos en el tiempo pero estoy convencido  que esas conversaciones serán muy distintas.

Para finalizar, lejos de buscar una moralina y final feliz, a lo que asistimos es ala confirmación y aceptación del Tío Pablo sobre sus propias convicciones.

En resumen, creo que se trata de una de las obras más personales de Carlos Giménez, lo cual ya es decir mucho, en la que el autor realiza su particular ajuste de cuentas con su propia trayectoria, no sólo profesional sino también vital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s