ANSIA VIVA COMICS, el Blog de los Monetes

Shangri-La, de Mathieu Bablet

Anuncios

Shangri-La

Autor – Mathieu Bablet

Editorial – Dibbuks

Páginas – 224

Precio – 28€

En Shangri-La, lo que de primeras tras ojear la obra y ver la portada, puede parecer una mera obra de ciencia ficción sin mayores pretensiones, finalmente se transforma en un comic ambicioso que pretende tratar muchos otros temas y hacernos reflexionar sobre ellos. Aunque la parte de ciencia ficción es fuerte, a veces parece una excusa para introducir otros aspectos más mundanos.

Antes de nada, una breve sinopsis de la obra. Las primeras veinte páginas nos muestran a Scott, un humano solitario perdido en un planeta situado en la otra punta de la galaxia. Un planeta abocado a la destrucción por la estrella de su sistema solar que está a punto de convertirse en nova, dando pistas de que nos encontramos desplazados no solo en el espacio si no en el tiempo.

Tras esta introducción damos un salto de un millón de años y nos situamos en una la mega estación espacial USS Tianzhu orbitando la Tierra en un futuro no demasiado lejano a nuestra época actual (pero mínimo 300-400 años hacia delante).

En esta mega estación espacial viven los últimos miles de humanos que quedan, ya que la Tierra fue arrasada por el hombre y es inhabitable. Junto a ellos, también están los animoides, que son animales antropomorfos con inteligencia y capacidad de hablar. Este micromundo se encuentra dominado y gobernado por Tianzhu Enterprises, lo que parece que queda de una megacorporación y que da las ordenes y directrices para el funcionamiento de este mundo. La trama se inicia con la investigación de unas extrañas explosiones sin restos de combustión que están ocurriendo en sub-estaciones espaciales anexas cercanas y que parecen consecuencia de pequeñas singularidades.

En paralelo a esta investigación, tenemos la introducción al proyecto “La ambición del milenio” según el cual se está completando la terraformación de Titán para habitar el satélite, pero no con humanos, si no con una nueva especie llamada “Homo Stellaris”.

Así se plantea el inicio de la obra, y así visto puede parecernos una atractiva obra de ciencia ficción en la que vamos a recorrer la vida en esta estación y cómo se va a gestionar el proyecto de terraformación. Pero Shangri-La es mucho más que eso, ya que combina de manera magistral el toque de ciencia ficción (terraformación, singularidades, materia-antimateria, estación espacial, …) con reflexiones políticas, sociales y religiosas.

Política – La USS Tianzhu está controlada por Tianzhu Enterprises y es el reflejo de un estado totalitario. Desde un principio muestra como manipulan a la masa fomentando un consumo desmedido, creándoles esa necesidad imperante de consumir y desear lo que no necesitan. Pero no solo la actual clase dirigente busca el control, cualquier grupo que ansía el poder, aunque lo vistan de forma diferente (de resistencia, rebelión, …), finalmente desean lo mismo: el poder absoluto y mandar a su voluntad. La masa es una marioneta finalmente en manos del poderoso, sea del bando que sea.

Sociedad – Desarrolla cómo el consumismo extremo (el necesitar sin remedio el último modelo de TZ-phone, Tiznzhu-Tab, Tianzhu Fitness, …), fomentado desde los dirigentes, lleva a la población de la estación a un borreguismo y a una sensación de felicidad ¿artificial?. Un mundo donde nadie se toma la libertad de pensar y donde todos deben tener la misma opinión sobre todo.

Racismo – Ya no entre diferentes razas de humanos, eso parece superado, pero siempre tiene que haber un chivo expiatorio, y este mundo futuro no iba a ser menos y también tenemos a un grupo que recibe las iras de los racistas y supremacistas. El reflejo de que nunca cambiamos y siempre hay alguien inferior con el que desahogarse.

Religión – Desde el principio se indica que las religiones han sido superadas, ya no tienen cabida en este mundo. Pero plantea una punto muy interesante, ya que tras lograr deshacerse de Dios, lo único que le resta al hombre es convertirse en el propio Dios. El proyecto de terraformación de Titán más que un mero paso para que la especie humana pueda sobrevivir y tenga un futuro fuera de la estación espacial, es un proyecto para crear una nueva especie, el Homo Stellaris, y posicionar al hombre como su Creador. Por ello no se limitarán a la clonación o modificación genética, si no que partiendo de la nada, mediante abiogénesis proyectarán crear vida cual “Hágase la luz” y para ello deben hallar las primeras estructuras de la materia. Eso sí, se viste todo con una explicación técnica acercándose por momentos a una descripción propia de ciencia ficción más dura.

Derechos de los animales – Hasta plantea el debate de los derechos animales y la conveniencia o no de experimentar con ellos como medio para alcanzar un bien mayor.

En la USS Tianzhu tenemos los siguientes actores principales:

En cuanto a la parte gráfica, destacar el diseño tanto de exteriores como de interiores. Cómo el autor crea todo un mundo embotellado, y es capaz de dar una sensación de agobio en muchas ocasiones y en otras es capaz de reflejar la inmensidad interior de la estación espacial, porque eso es lo que es, una inmensa estructura claustrofóbica. Y el contraste principal es cuando nos vamos al exterior, al espacio fuera de la estación, con una sensación de amplitud, paz, inmensidad, soledad. Cómo los personajes que están fuera siempre tienen un momento para contemplar la Tierra bajo ellos, cómo lo que parece un bullicio interior se transforma en la tranquilidad exterior. Ayuda mucho a transmitir esas sensaciones el color que aplica, teniendo en las escenas interiores la mayoría de las veces unos tonos uniformes (amarillentos, azules pálidos, ocres, …) y como cuando salen al exterior vira a colores más vivos (el azul brillante de la tierra, el azul oscuro del vacío espacial, los metálicos del exterior de la estación, …). Juega también con el color en escenas donde quiere realzar la violencia (colores más vivos y agresivos), ser más aséptico (colores más blancuzcos), …

       

Quizás el punto más débil en mi opinión en cuestión de dibujo es el rostro de los personajes, siendo algo feunos, no muy definidos y bastante uniformes. Pero es algo que no es muy relevante en el conjunto, ya que me parece mucho más importante para la obra el cómo se dibuja ese mundo y el ambiente que consigue.

Lo que de primeras parece una utopía se transforma en una distopía, un futuro oscuro al que de una forma u otra podremos llegar. Y a la vez es una metáfora de la situación mundial actual vestida de ciencia ficción y situada unos siglos en el futuro, pero que no está tan lejos de nuestro mundo actual. Obra muy recomendable para los amantes de la ciencia ficción con transfondo. Por buscar una analogía con obras archiconocidas podría asimilarlas en propósito a obras como “1984” o “Un mundo feliz” en las cuales se cuestionan muchos de los puntos que he comentado.

Shangri-La es la primera obra como autor completo de Mathieu Bablet publicada en España, lo primero que leo de él y desde ahora será alguien a seguir de cerca.

Para terminar un par de extractos de la obra que resumen muy bien le carácter socio-político subyacente en la misma:

“¡Pero si nuestro objetivo siempre ha sido que todos sean felices en el trabajo, que estén contentos de servir a la empresa! Ese es nuestro objetivo: su felicidad. Si la logran, ¿cuál es el problema? ¿Ceder a cambio algo de su libertad?”

“¡Ustedes han creado este sistema! Quieren hacernos creer que sus deseos son los nuestros porque controlando nuestros deseos nos controlan a nosotros. Esa necesidad de ser amparados en todo momento de nuestra vida, de saber adónde debemos dirigirnos, lo que está bien ser, amar y poseer par ajustarse al o que la sociedad espera de nosotros.”

Anuncios

Anuncios